¿Es la moneda digital China la mejor opción para el mundo?

Posted on May 12, 2020 by rainbyte
Tags: cryptocurrency, nanocurrency, xrb

Introducción

Según China Daily la nueva moneda de dicho país llevaría el nombre E-RMB, e informa que ya se realizaron pruebas de uso en las ciudades de Shenzhen, Suzhou, Chengdu y Xiong’an. Aunque todavía se desconocen detalles de su implementación final, se sabe que las operaciones ya no se realizarán sobre servidores de empresas o bancos sin supervision directa.

Con estas noticias recientes sobre este desarrollo de China, aparecen ciertos interrogantes que nos hacen pensar: ¿Provee alguna ventaja? ¿Cuáles son sus costos asociados? ¿Qué cambios causaría?

En el contexto actual conviven distintos sistemas que interactúan entre si:

Algunos de estos sistemas son digitales, entonces ¿cuál es la diferencia entre esta moneda digital y los sistemas existentes?

Marco teórico de análisis

Para evaluar un sistema de dinero digital, precisamos revisar un conjunto de cualidades que nos permiten conocer su naturaleza desde ciertas perspectivas:

La propuesta de China

A pesar de que China ya posee sistemas digitales como ya mencionamos, su manejo es realizado por empresas y bancos privados, por lo que el país muestra interés en un sistema catalogado como CBDC (monedas digitales de los bancos centrales), el cual le permitiría un mayor control sobre el flujo de transacciones.

Incluso aunque China incursionó en la investigación sobre blockchain, un tipo de sistema descentralizado, ello no implica que el diseño de su moneda también lo sea, por el contrario demostró rechazo al espíritu de esa solución. Por ello se estima que el país busca reservar cierto control sobre la emisión y las cuentas, lo cual señala elevada centralización, contraria al enfoque inicial.

No se hicieron comunicados sobre la futura disponibilidad de esta nueva moneda a nivel global, pero son evidentes los planes de utilizarla como único medio para liquidar grandes transacciones provenientes de empresas e instituciones en el exterior, lo cual coincide con los rumores de que el país se esta deshaciendo de sus reservas en dólares.

Se desconoce si la moneda dará soporte para alguna clase de contrato inteligente, pero los sistemas centralizados son inadecuados para contratos confiables, y se asume que no proveerá opciones de completa privacidad, ya que el gobierno planea un monto elevado de monitorización de las transacciones en tiempo real.

Conclusión

Se puede notar cierto nivel de hermetismo en torno al proyecto de la moneda China E-RMB, lo cual indica que a pesar de cubrir el apartado de escalabilidad en las pruebas, es posible que el sistema oculte un alto grado de centralización y no provea garantías de auditabilidad, para la población en general, ni para empresas y bancos que conforman el sistema actual.

Esta moneda no muestra ventajas claras, busca reemplazar el dinero de papel por un formato electrónico más restrictivo y reducir la influencia de entidades privadas, causando un costo social elevado, por lo tanto se recomienda el uso de alternativas más equitativas que ya funcionan a escala global.

Existen sistemas descentralizados, que actúan por consenso de todos sus integrantes. Aunque muchos usan la tecnología blockchain, aparecieron tecnologías más eficientes, como block-lattice, que permiten mejoras importantes de escalabilidad y los hacen más atractivos.

Cualquier persona, con acceso a un dispositivo conectado a internet, puede participar en estas redes a nivel mundial y con alto grado de seguridad. Los gobiernos, siguiendo las mismas reglas, pueden integrarlas en su flujo local. Imprimir un código QR en papel permite recibir pagos sin internet.

A modo informativo describimos algunos ejemplos y sus características:

En todos los casos el código de las implementaciones está disponible para su análisis en los respectivos sitios, lo cual permite estudiarlas e integrarlas con sistemas existentes.